lunes, 25 de marzo de 2019

LA IGLESIA DEBE SALVAR SAN SALVADOR

LA IGLESIA DEBE SALVAR SAN SALVADOR.

    La iglesia San Salvador de Leganés tiene problemas estructurales. La torre del inmueble se está hundiendo por los cambios freáticos del suelo y afectando a la fachada. Las fisuras aparecieron en el ábside, la bóveda y la zona del órgano del templo. Los técnicos indican que los cambios de los niveles freáticos del suelo donde se asienta la iglesia se han debido a las obras de Metrosur y de un aparcamiento subterráneo contiguo, a la construcción de nuevos inmuebles colindantes y las fugas de agua de los sistemas de distribución de agua del Canal de Isabel II. Este centro de culto contiene, como se recuerda habitualmente, un retablo de Churriguera. Esta obra, el resto del patrimonio artístico y el templo en sí, son propiedad de la Iglesia, dentro del Arciprestazgo de Leganés, perteneciente a la Diócesis de Getafe.

    Nadie duda de que se trata de un problema de conservación, rehabilitación y mejora de  una obra de arte. En España es habitual que quienes se encargan efectivamente de la conservación y restauración del patrimonio de la Iglesia sean las instituciones públicas, aunque la crisis fue mermando paulatinamente las partidas presupuestarias. Así, si en 2011 los Prepupuestos Generales del Estado dotaban a restauración y conservación del patrimonio casi 46 millones de euros en 2015 pasó a 24,7. En el municipio, el PP, defensor otras veces de adelgazar lo público, ha tomado este caso como un símbolo y lo ha usado como rehén en la aprobación presupuestaria.

    En el proyecto original las reparaciones superaban los 1,8 millones de euros, pero actualmente se baraja la cifra de 2,5 millones. Para costear las obras, la Diócesis de Getafe ha intentado contar con aportaciones económicas de la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General del Patrimonio y del Ayuntamiento de Leganés. Según las negociaciones iniciales con el primer importe, ambas instituciones públicas aportarían parte del coste, 500.000 euros cada una, y el resto lo pagaría la Diócesis como propietaria. Mientras tanto, se creó la plataforma Salvemos El Salvador, impulsada por el exalcalde Pérez Ráez. Esta plataforma, autodenominada laica, dice pretender recordar a las instituciones, tanto Ayuntamiento de Leganés como Comunidad de Madrid, la necesidad de efectuar las aportaciones para evitar que el monumento pueda caerse por no afrontarse en tiempo y forma su reforma. La Plataforma ha planteado incluso la posibilidad de que el Ayuntamiento de Leganés o la Comunidad puedan acceder a los fondos europeos FEDER para financiar las ayudas.

    La Diócesis de Getafe sufragará los primeros arreglos para evitar un mayor deterioro en su techumbre, consistentes en un recalzado de la torre para evitar que su peso siga afectando a la bóveda. Es importante señalar que la Diócesis de Getafe, según publicó en sus cuentas del año 2017, obtuvo un superávit de 1,4 millones en un balance con unos ingresos de 18,1 millones. De esa cantidad que ha entrado en las arcas diocesanas, 7,2 millones llegan desde las aportaciones de los fieles, 6 millones de lo que le corresponde por impuestos (aumentando en 2 millones el importe del año anterior) y 4,5 millones por ingresos corrientes. En el capítulo de gastos, 5,6 millones corresponden a acciones pastorales, 4,2 millones a las retribuciones del clero (entre otros de los 314 sacerdotes y 230 sacerdotes seculares del obispado) y otros 3,5 millones de euros a conservación de edificios. Si nos vamos a las cuentas nacionales, la Conferencia Episcopal Española destinó en 2016 9 millones de euros a la cadena de televisión ultra 13 tv. Esto supuso una aportación un 50% mayor que la de Cáritas, la institución dedicada a luchar contra las situaciones de pobreza y exclusión, que recibió 6 millones. Precisamente ese año, vía IRPF, consiguieron unas ganancias de 257 millones de euros, según los datos de la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia Católica. Con estos datos, se contrasta que la Iglesia tiene recursos de sobra para efectuar los arreglos San Salvador. Por supuesto que hay que proteger el patrimonio cultural de Leganés, por supuesto que la Iglesia debe salvar San Salvador.

Kike Pinel

No hay comentarios: