miércoles, 24 de junio de 2020

Los trabajadores del Hospital Severo Ochoa piden la destitución del Director Gerente

Más de 3400 vecinos de Leganés apoyan esta petición con su firma

Los sanitarios del Hospital Severo Ochoa de Leganés han recogido en algo más de un mes 3400 firmas entre los vecinos para solicitar la dimisión o cese del director gerente del centro Domingo del Cacho Malo.
Le atribuyen una nefasta gestión de la pandemia en el Hospital y una actitud cerrada y despreciativa hacia los trabajadores a los que se ha negado a recibir en innumerables ocasiones. Lo mas grave, dicen, ha sido la absoluta desprotección con la que han trabajado durante los meses mas intensos de la pandemia, cuando tenían que asistir a los enfermos cubiertos exclusivamente por bolsas de basura que tenían que adaptar para poder cubrirse. Los enfermos de Covid, en los momentos más desesperados de su enfermedad, cuando se ahogaban literalmente, se agarraban a esos plásticos y los rasgaban.
Peor ha sido la situación de las empleadas y empleados de la limpieza que han carecido absolutamente de todo tipo de protección, puesto que sus empresas no les proporcionaban nada para entrar a limpiar habitaciones donde estaban los enfermos de Covid o había fallecido recientemente alguno de ellos.
Los sanitarios denuncian que el doctor Del Cacho Malo les ha tenido trabajando a destajo, improvisando medidas y desprotegidos del virus, sin medidas de contingencia ni apoyo o información para los servicios más castigados. Todos estas circunstancias han sido incluidas en una carta enviada al gerente y que permanece sin respuesta hasta el día de hoy.
La situación hizo que los sanitarios del Severo Ochoa empezaran a recoger firmas exigiendo la dimisión del gerente y toda su cúpula directiva. Para ello comenzaron a recoger firmas entre los trabajadores del hospital consiguiendo casi quinientas en pocas semanas.
Ahora han ampliado la recogida a los ciudadanos de Leganes y han conseguido casi tres mil más que enviarán en las próximas horas a la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y al Ministerio de Sanidad. También han dirigido las firmas al Defensor del Pueblo.
La campaña de denuncia tuvo un momento significativo este lunes 22 de junio 2020 durante la concentración que todas las semanas se celebra ante los centros sanitarios de Leganés. En la de esta semana, una auxiliar sanitaria y una trabajadora de la limpieza se dirigieron a los asistentes mostrando los escasos medios de protección con los que han tenido que enfrentarse al virus.
La consecuencia ya esta recogida en datos. Uno de cada cuatro trabajadores del hospital Severo Ochoa ha resultado contagiado por el virus.
Por Francis Fernández.

sábado, 30 de mayo de 2020

¿Está resuelta la emergencia alimentaria en Leganés?


El Proyecto Ciudadano del Menor de Leganés ha atendido, hasta el momento, dentro de la Red de Ayuda Mutua a un total de 165 menores.

Recibimos con inquietud la noticia de que a partir del 31 de mayo dejan de darse los menús municipales que venían recibiendo tanto las familias que perciben una RMI como quienes están en trámite de recibirla o no pueden acceder a dicha prestación al no cumplir alguno de los requisitos formales; familias refugiadas que todavía están esperando regularizar su situación; familias que se han quedado sin trabajo y sin ingresos y nunca habían tenido que solicitar ayudas…

Según nos indican algunas de las personas afectadas, se les ha comunicado que cesa la entrega de comidas, enviándose a los y las menores con beca de comedor a los repartos de la Comunidad de Madrid. Para el resto se abre un proceso de estudio de cada situación para gestionar, si son posibles, ayudas que están por determinar.

Nos preguntamos cómo está previsto que quienes no tienen RMI continúen recibiendo, mientras tanto, al menos un menú. Un menú que ya era insuficiente, por lo que se aprobó por unanimidad en el Pleno municipal aumentarlo a tres o sustituirlo, lo que resultaría más económico y más eficaz, por un bono canjeable por alimentos, como hemos solicitado diecisiete entidades vecinales de este municipio. En dicho pleno, el Alcalde Presidente hizo un reconocimiento a la Red de Ayuda Mutua por el trabajo que venimos desarrollando. Lo que necesitamos es, en realidad, no tanto agradecimientos como soluciones reales para las familias en situación de necesidad.

El hambre no puede esperar, el hambre infantil no solo no espera, es imperdonable. Queremos suponer que se han tomado medidas alternativas urgentes que se pondrán en marcha el 1 de junio, pero, hasta ahora, las desconocemos y pedimos nos sean comunicadas.

Sí sabemos que las familias están llegando a nuestra red de apoyo y a otras entidades ciudadanas, ninguna de las cuales tiene fondos inagotables. La solidaridad vecinal puede actuar, y así lo ha hecho, como una red de atención urgente mientras se organizan respuestas públicas a la emergencia sobrevenida, pero no puede ser la solución municipal permanente a la situación de extrema necesidad de su ciudadanía.

PROYECTO CIUDADANO DEL MENOR DE LEGANÉS:
Este proyecto está sostenido por las siguientes entidades sociales del municipio: AAVV Barrio Centro, San Nicasio, Vereda de Estudiantes y Zarzaquemada; Comisión de Educación de Arroyo Culebro (AVV de Arroyo Culebro, AMPA Manuel Vázquez Montalbán, AMPA Ángel González y AMPA Rafael Frühbeck de Burgos); Comisión de Educación de Leganés; y Delegación Local de la FAPA Giner de los Ríos.

Después del hambre, el desahucio

Muchas familias de Leganés se encuentran a punto de ser desahuciadas de las habitaciones en las que viven por la imposibilidad de trabajar durante la pandemia

Ariel no se llama Ariel. Vamos a ocultar su verdadero nombre para evitar que puedan localizarle los que hicieron que saliera de su país para llegar a España como refugiado. El resto de su historia, por desgracia, sí es cierta. Y está ocurriendo ahora mismo en Leganés.
Ariel tiene alrededor de sesenta años. Es colombiano. Lleva en nuestro país como refugiado desde hace tres. Durante ese tiempo ha ido sobreviviendo en España alquilando habitaciones mientras trabajaba como pintor en la construcción.
Ariel tiene papeles, la tarjeta roja que le dicen ellos. Tiene permiso de trabajo y hasta el pasado catorce de marzo podía vivir casi sin problemas en una habitación con derecho a cocina como las que en los años cuarenta y cincuenta constituían el hogar de muchas familias españolas. Esa habitación pertenece a una vivienda en la zona centro de Leganés en la que viven cuatro personas. Una de ellas es la titular del contrato de alquiler de la vivienda. Esa misma persona realquila, sin papeles, cada una de las otras tres habitaciones de la vivienda por 280 euros al mes a otras personas. Una vivienda de alquiler, una habitación para la titular y otras tres realquiladas. Así van tirando.
Pero el día catorce se acabó todo. Por su edad Ariel es persona de riesgo ante el coronavirus y además la construcción se paralizó. Desde entonces no ha podido volver a trabajar y lleva tres meses sin poder pagar el alquiler.
No tiene paro ni ningún tipo de ayuda pese a que ya ha llamado a las puertas de la concejalía de Asuntos Sociales y de Cáritas. Ha llenado todos los formularios que le han pedido. En los dos sitios han tomado nota de su situación pero no ha llegado ningún tipo de ayuda. Puede comer gracias a que la Red de Apoyo Mutuo, formada por voluntarios, le ha llevado alguna cesta básica de comida.
Dice Ariel que, de momento, la persona que le alquila la habitación en la que vive no le ha dicho directamente que se vaya. Pero si le ha dicho, y él lo sabe, que ella tiene que pagar el alquiler de la casa, que sin su aportación de 280 euros no puede, y que en cuanto él deje la habitación habrá otro inquilino dispuesto a ocuparla. Sin contrato ni papeles, claro. La vivienda en nuestro país esta así de difícil ahora mismo.

Se acerca fin de mes y las cosas se van a poner peor

Elena tampoco se llama Elena. También es colombiana y refugiada. Vive en otra habitación de la misma casa donde vive Ariel. Casi todo en su experiencia es parecido a la de Ariel, salvo que Elena tiene solo veintisiete años y lleva algo menos de año y medio en España. También tiene estatuto de refugiada y papeles. Esa situación de legalidad le permitirá pedir la ayuda para vivienda que la legislación española concede, durante los dos primeros años, a quienes tienen que salir de un país en conflicto y convertirse en refugiados.
Pero a Elena, que no había querido pedir la ayuda porque tenía trabajo, le pilló la pandemia tramitando esos papeles. Desde entonces todas las oficinas están cerradas. Cualquier tramite burocrático que se requiera se ralentiza o se vuelve imposible si hay que hacer alguna gestión en persona. Elena tendrá que esperar. En su caso, seguramente más que Ariel, porque Elena es camarera y el trabajo en su sector tardará mas tiempo en volver a ser como fue.
Un caso muy distinto es el de Margarita. Ella tiene poco menos de cincuenta años, es peruana y vive con su marido de casi sesenta y su hijo de veintitantos en la parte baja de una nave en un polígono industrial de Leganés. En la parte alta vive otra familia también latinoamericana. Cada una de ellas pagaba unos cien euros a la dueña de la nave.
Margarita y su familia salieron de Perú buscando una vida mejor. Estuvieron en Italia donde el idioma y los problemas de trabajo no les permitieron adaptarse. Llegaron a España donde, tras un primer desahucio, anduvieron deambulando hasta que encontraron un centro de acogida donde solo le permitían pernoctar a ella porque no había camas suficientes. Su marido tuvo que permanecer en la calle.
Finalmente, llegaron mediante algunos contactos hasta este hangar donde pensaban permanecer solo unos días cuando llegó el confinamiento. Desde entonces ni su marido, que se ganaba la vida como peón de la construcción eventual acudiendo por las mañanas a la Plaza Elíptica para ser recogido por los conocidos «pistoleros», ni su hijo que colaboraba de vez en cuando en mudanzas, han podido trabajar. Margarita tiene cálculos en la vesícula y es posible que tenga que ser operada. La atienden en el Hospital Severo Ochoa.
También para ellos se acaba el tiempo. No tienen papeles que les permitan seguir en la nave. Y la dueña les dice que la necesita.
Si en los próximos seis ó siete días nadie sale en ayuda de Ariel, Elena y Margarita, se verán en la calle. Mientras tanto, la puesta en marcha de las ayudas sigue enredada en las lianas de la burocracia. Los Servicios Sociales del Ayuntamiento parecen desbordados y solo la actuación de organizaciones como la Red de Apoyo Mutuo, Cáritas y otras parecen estar haciendo frente a las próximas víctimas de la pandemia.
Por Francis Fernández.

miércoles, 20 de mayo de 2020

La Red de Apoyo Mutuo de Leganés suministra ayuda alimenticia a 221 vecinas y vecinos

 

La Red de Apoyo Mutuo, entidad que aglutina a 13 organizaciones vecinales de Leganés, ha suministrado ayuda alimenticia a 221 vecinas y vecinos en su primer mes de andadura. Un total de 84 familias (121 adultas y 100 menores) han contactado con el teléfono y el email de esta plataforma vecinal, que comenzó a suministrar alimentos a primeros de abril con recursos propios. A estos datos habría que sumarle la ayuda prestada a la Asociación de Indigentes de Leganés, a quienes se les entregan alimentos de primera necesidad. 
Gracias a las donaciones que se están consiguiendo en la cuenta habilitada por la Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés se están creando cestas con productos de primera necesidad para las familias que lo están solicitando. 
Mientras gestionamos este apoyo para los vecinos y vecinas más vulnerables, que se han visto afectadas por la crisis sanitaria y económica derivada del covid-19, seguimos exigiendo al ayuntamiento de Leganés- gobernado por PSOE y Leganemos- Más Madrid- que su función debiera ser realizar esta tarea y que, ante la emergencia, deben invertir el superávit municipal en reforzar el gasto social. 
Además de esta crisis alimentaria debemos denunciar que estamos recibiendo noticias de desahucios que están teniendo lugar en nuestro municipio, pese a la moratoria estatal. Rogamos a las autoridades competentes a que procuren soluciones habitacionales a todas las personas que están viéndose afectadas por la pérdida de viviendas, especialmente vecinas y vecinos que carecen de permiso de residencia, contrato de alquiler o habitacional. 
La Red de Apoyo Mutuo de Leganés está integrada por las siguientes asociaciones:  El Proyecto del Menor de Leganés, constituido por las Asociaciones Vecinales de Arroyo Culebro, Miguel Hernández, Barrio Centro, San Nicasio y Zarzaquemada, la Delegación Local de la FAPA Giner de los Ríos, la Comisión de Educación de Arroyo Culebro (formada por la AV de este barrio y las AMPAS de los CP Ángel González y Manuel Vázquez Montalbán, y el IES Rafael Frühbeck de Burgos) y la Comisión de Educación de Leganés. La Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés. La Red de acogida de Leganés. Leganés para Todas.

Comunicado: Leganés para todas.

lunes, 18 de mayo de 2020

La gestión militarista de la crisis sanitaria

Iniciamos etapa cooperando en actos e iniciativas conjuntas distintos grupos impulsores de la objeción fiscal contra el ocultamiento del Gasto Militar y la industria militar y la necesidad de redirigir los presupuestos hacia la sanidad pública. Pasa la voz, participa, plantéanos tus dudas, desobedece.

Porque el coronavirus no va a impedir que hagamos nuestra charla vinculada a la Objeción Fiscal al Gasto Militar: la realizamos siempre por estas fechas diversos grupos en varias localidades de todo el estado. 
Esta vez, sin embargo, con mucha más gente convocando y difundiendo a la vez por un mismo canal.

El próximo Martes, 19 de Mayo, a partir de las seis de la tarde en el Canal de Youtube de la Coordinadora d'ONGD y aMS de Lleida:


(puedes dejar tus preguntas en los comentarios del canal):


martes, 12 de mayo de 2020


 

LAS VECINAS Y VECINOS COMO CENTRO DE LA GESTIÓN PÚBLICA AHORA MÁS QUE NUNCA
Una buena gestión de los recursos económicos es imprescindible en estos momentos de crisis 

Es necesario gestionar bien los recursos públicos para evitar que la crisis sanitaria y económica, nos lleve a una crisis social.
Por eso es necesario identificar con claridad dónde hay que favorecer que haya recursos y de dónde los vamos a sacar. 
Desde el análisis que hacemos las asociaciones vecinales de Leganés, y refiriéndonos siempre al gobierno municipal, en la balanza del gasto deben primar las políticas sociales
- Que las familias tengan recursos económicos para sostener el gasto básico y mover la economía
- Que las familias y las personas más vulnerables reciban recursos públicos para que nadie se quede atrás y evitar la crisis social.

Por eso en esos momentos compartimos nuestras propuestas de manera pública para que los que toman las decisiones en el gobierno de la ciudad escuchen la voz de la ciudadanía.
 

Apoyo a las familias y al pequeño comercio: 
- Subvencionar todos los recibos del IBI del año 2020 en un 11,42%, que es la subida que ha aplicado el Ayuntamiento de Leganés, a pesar de no haber sido aprobada por el Ayuntamiento en Pleno.
- Subvencionar en un semestre al comercio (tasa de basura…) que ha estado cerrado obligatoriamente por esta crisis.
- Abonar de manera rápida las ayudas para la rehabilitación de edificios. Las familias están sosteniendo los gastos y aún no saben nada de las ayudas solicitadas en el 2019.
Partidas Económicas y propuestas para atender las necesidades de emergencia provocadas por esta crisis ya enunciadas junto a otros colectivos de la ciudad, entre las que recordamos:

- Partidas específicas para atender situaciones de emergencia habitacionales y alimentaria.
- Establecer procedimientos que permitan la concesión y recepción urgente de la ayuda. Sistema exprés
- Pedimos vales o cheques sociales para alimentos básicos. El sistema actual de catering, el menú individual, cuesta más de 5 euros.
Con ese dinero se pueden comprar alimentos básicos, legumbres arroz, aceite, etc. y se puede alimentar una familia de cuatro miembros.
- Reforzar los servicios sociales así como los servicios de información, orientación y apoyo para la obtención de las prestaciones sociales.
- Atender a los sin hogar. Necesitan, con urgencia, un albergue y que
se les facilite tres comidas al día. Actualmente tienen una comida al día de lunes a viernes. Un comedor social, con cocina, es imprescindible para Leganés.
- La otra parte de la balanza es de dónde salen los recursos. Desde las asociaciones vecinales, después de ver los presupuestos municipales, también tenemos propuestas.
Hay importantes partidas económicas que pueden pasar a cubrir estos gastos, en EMSULE, consorcios urbanísticos, y del superávit del año pasado. Y, desde luego, estamos obligados a revisar y ver de otra manera el presupuesto municipal para identificar nuevas prioridades en estos momentos.
Las asociaciones vecinales haremos propuestas y alegaciones, en su caso, para instar a dirigir el gasto en esa dirección. 

Pero, desde luego, a estas medidas de emergencia habría que añadir un Plan Estratégico Municipal que abordara la sostenibilidad de la ciudad y de las personas a corto y medio plazo. Un Plan Estratégico que requiere de la participación de todas las organizaciones de la ciudad.
Las asociaciones vecinales queremos ser parte del diseño de un Leganés mejor para todas.

Leganés, 8 de mayo de 2020



FEDERACIÓN LOCAL DE ASOCIACIONES VECINALES DE LEGANÉS
Avda. del Mediterráneo, 14 (posterior) C.P. 28913 Leganés (MADRID).
Correo Federación: federacionlocalfga@gmail.com
Teléfono 91 686 55 63

jueves, 30 de abril de 2020

Comunicado Plataforma ciudadana: 

8 propuestas para afrontar la emergencia social en Leganés


La suspensión brusca de la actividad laboral ha dejado a muchas familias sin ingresos de forma repentina. Una población que sufría todavía los efectos de la crisis del 2008, se enfrenta a esta situación sin poder contar con un mínimo ahorro que les permita hacerle frente.
Al mismo tiempo que se producía el fin de la actividad laboral y las declaraciones de ERTE, tuvo lugar el cierre de oficinas presenciales donde se gestionan los documentos necesarios para obtener el paro o darse de alta si se venía de trabajos sin contrato. Este es el caso de la mayoría de las trabajadoras de cuidados y del servicio doméstico, pero también de muchos trabajadores del sector de la construcción, montaje, repartos, etc.
La situación ha encontrado a muchas personas gestionando los demasiados papeles que tienen que presentar a Servicios sociales para obtener una ayuda, ya sea regular o de emergencia (que permita abordar la falta de ingresos para comer y pagar los alquileres de pisos o habitaciones).
Para acceder a una prestación en Servicios sociales se requiere el empadronamiento, pero parece que este no se considera un servicio esencial, y no está en funcionamiento presencial. Esto cierra la puerta a muchas de las personas que se han encontrado bruscamente en esta situación de necesidad y no saben manejarse o no pueden realizar gestiones telemáticas.
Las dificultades para parte importante de esta población, tanto de acceso a internet, como de manejo con los procedimientos digitales, como la saturación de los Servicios sociales (teléfonos que comunican permanentemente, llamadas que tardan semanas en devolverse…) supone en la práctica una situación de indefensión.
Especialmente grave resulta la condición de personas sin papeles -la economía sumergida que les deja sin recursos y sin derechos- y las situaciones habitacionales. Ya sean pisos o habitaciones con derecho a cocina, en éstos, quiénes arriendan no acceden a realizar contrato o a emitir un documento que demuestre que sus inquilinos o inquilinas lo son realmente, impidiendo así que estas personas puedan hacer el empadronamiento.
Los datos oficiales de la crisis económica y los datos de las organizaciones como Cáritas, Cruz Roja, los bancos de alimentos, etc., dicen que el incremento de población en situación de extrema necesidad está siendo exponencial, y afecta a la salud del conjunto de la población. Permitir que esta situación avance sin respuestas públicas suficientes ni adecuadas, supondrá en el futuro inmediato la desestabilización social, la cual constituye una amenaza para la convivencia ciudadana.
Es por esto que las entidades ciudadanas y sociales firmantes PROPONEMOS:
1.-Reforzar los servicios sociales así como los servicios de información, orientación y apoyo para la obtención de las prestaciones sociales, prestaciones por desempleo o alta en el paro, medidas estatales o autonómicas relativas a alquileres, hipotecas, etc.
Esta medida puede aplicarse de forma rápida destinando a estas actuaciones recursos humanos provenientes de otros servicios. Sistemas como la elaboración de protocolos para la recogida de datos, la realización de trámites o la obtención de documentos, pueden descargar y agilizar las tareas de los servicios de Trabajo Social, permitiendo una más ágil atención.
2.- Simplificar la documentación que se solicita para acceder a las ayudas de emergencia y otras prestaciones. Considerar la declaración responsable como alternativa a la petición de documentación que no pueda gestionarse directamente desde los propios servicios municipales. Gestionar directamente el resto de documentación que se solicita. Abrir el servicio de empadronamiento, que resulta esencial en las circunstancias actuales.
3.- Establecer procedimientos que permitan la concesión y recepción urgente de la ayuda. El hambre no puede esperar. La pérdida de la habitación o el piso en que se vive es una situación dramática que es urgente evitar.
4.- Establecer criterios inclusivos, que permitan que la población que vive en Leganés y no tiene su documentación en regla pueda acceder a las ayudas alimentarias, habitacionales y de salud.
5.-Dar prioridad en el gasto público a la dotación de ayudas y servicios de respuesta directa a la emergencia.
6.- La atención prioritaria a las necesidades alimenticias, de salud y habitacionales debe orientar las gestiones municipales ante otras administraciones. Por ejemplo: que el IVIMA ponga en suspenso el cobro de alquiler a las familias afectadas por la crisis.
7.- Optimizar las ayudas que se dan en alimentación y, por ende el gasto público. Nos referimos aquí a las raciones que se ofrecen a parte de la población en situación de riesgo. El coste de cada menú ofrecido es equivalente a la adquisición de una cesta básica compuesta de leche, aceite, galletas, pasta, arroz y legumbres. Por el valor de dos menús pueden añadirse leche, huevos, y fruta con la que se podría comer, no sólo una vez al día cinco días a la semana si no toda la semana, y no sólo uno de los miembros del grupo familiar sino, al menos, cuatro, resultando más eficaces contra el hambre.
La creación de cestas básicas en los comercios de cercanía permitiría destinar todo el presupuesto a alimentación, y podrían incluirse higiene y pañales. Permitiría también apoyar al pequeño comercio, minorando los efectos de la crisis y se adaptaría mejor a las necesidades y costumbres alimentarias básicas de las familias.
Cualquier medida tomada debe tener en cuenta las enfermedades metabólicas de las personas, que actualmente no se contemplan, como son la diabetes, celiaquía, etc. Muchas personas con enfermedades de riesgo nos manifiestan su miedo a que la comida pueda llevar la pandemia a sus casas.
8.- El diálogo transparente entre la administración y las entidades ciudadanas que trabajamos en la búsqueda de respuestas y soluciones comunitarias a la actual situación, constituye una herramienta indispensable para afrontarla.
El establecimiento de cauces de cooperación resulta indispensable para la optimización de los recursos y la circulación de la información.
Es fundamental que se dé respuesta de manera eficaz, desde el Ayuntamiento y las Entidades ciudadanas, a la emergencia social surgida de la situación actual.
Firmamos estas propuestas:
Las Asociaciones de Vecinos de Arroyo Culebro, Barrio Centro, Leganés Norte, Miguel Hernández, San Nicasio y Zarzaquemada y la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganés. La AMPA de la Escuela de Música Manuel Rodríguez Sales. La Delegación Local de la FAPA Giner de los Ríos, la Comisión de Educación de Arroyo Culebro (formada por la AV de este barrio y las AMPAS de los CP Ángel González y Manuel Vázquez Montalbán, y el IES Rafael Frühbeck de Burgos), la Comisión de Educación de Leganés y las asociaciones de vecinos, que constituyen el Proyecto del Menor de Leganés, la Red de acogida de Leganés y Leganés para todas, todas ellas integradas en la Red de apoyo mutuo constituida en Leganés para apoyar a quienes sufren los efectos de la pandemia y la crisis económica que ésta ha desatado.



domingo, 26 de abril de 2020

Campaña vecinal solidaridad covid-19

Tras la donación de casi 4mil euros al Hospital Severo Ochoa, lanzamos esta campaña de forma conjunta con la Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés.
Lo donado en nuestra cuenta hasta el momento, se transferirá a la nueva cuenta para aunar fuerzas.

 Sigamos tejiendo redes de solidaridad.

COMUNICADO del Colectivo Pedadógico AMA-GI


Desde Ama-gi hemos reflexionado sobre la situación actual de confinamiento, con el COVID-19, en relación a la educación. Somos conscientes, como educadores, del papel que ha tenido que asumir el profesorado. Y como familias, también hemos tomado conciencia de las distintas situaciones. Para este análisis hemos tenido en cuenta también el papel de las Administraciones y las Instrucciones Educativas recibidas hasta ahora.
Queremos agradecer el esfuerzo de toda la Comunidad Educativa en estos momentos y nuestra intención con este comunicado es contribuir a la mejora de esta situación y seguir caminando hacia una transformación real de la Escuela.

⦁    En esta situación de confinamiento, no sólo se ha manifestado la brecha digital en la que nos encontramos, si no que se ha puesto de manifiesto el empeoramiento de la brecha social, las diferencias sociales han aumentado. Muchas familias no tienen recursos tecnológicos, lo que dificulta la realización de tareas. Y aunque tengan los recursos digitales necesarios, en cada familia hay circunstancias diferentes: si hay varios niños y niñas y los padres y madres teletrabajan, tampoco se dispone ni de tiempo, ni de medios para acceder a las tecnologías. La equidad ahora es imposible.
Las administraciones no están pudiendo asumir que todas las familias  tengan este aspecto cubierto.

⦁    Es preciso analizar la coordinación que se está realizando en los centros a la hora de organizar la educación desde casa. Puesto que no hay instrucciones al respecto, cada centro se está organizando como puede e incluso dentro de los mismos centros no hay acuerdos comunes: tipo de tareas, plataformas, acceso al alumnado, etc. Se hace urgente reflexionar sobre:
¿Qué tipo de escuela estamos creando on-line?

⦁    Consideramos que no debemos dar prioridad a los contenidos curriculares, sobre todo en primaria, ya que se abordan a lo largo de toda la etapa. Ahora la prioridad es la Educación emocional y el bienestar de nuestros niños y nuestras niñas.
Animamos a que las tareas que pongamos a nuestro alumnado sean competenciales y que sean tareas abiertas que permitan la adaptación a todo el alumnado y mayor autonomía en su realización.

⦁    Por lo tanto, no apoyamos que se adelanten contenidos en el tercer trimestre puesto que esto lo único que puede generar es mayor diferencia y estrés en las familias.

⦁    Ahora es el momento de plantearnos qué tipo de escuela queremos, de generar espacios de debate y reflexión, más allá de la plataforma que vamos a usar, las tareas que vamos a mandar, de cómo vamos a evaluar en el confinamiento, etc. Es preciso un cambio de Paradigma Educativo.
Os recomendamos la lectura de este artículo: http://www.mcep.es/2020/04/15/sobre-la-escuela-la-educacion-y-la- instruccion-el-sistema-educativo/

⦁    Es preciso resaltar y reivindicar el papel de las administraciones: ahora no se están cubriendo las bajas, por ejemplo, lo que carga de más trabajo al resto del profesorado. Además de la intervención asistencial, es preciso un seguimiento a otro nivel del alumnado (situación económica, familiar, emocional, etc.)
Debemos exigir los recursos necesarios en los centros para que el 1 de septiembre estén las plantillas completas, que haya una bajada en la ratio, equipos de apoyos suficientes para el alumnado con dificultades, etc.
En el próximo curso se debe dar prioridad a compensar la situación que se ha generado con el confinamiento, que pasa por tomar medidas como las descritas.

⦁    Y por último, manifestamos nuestro convencimiento de que la escuela presencial es insustituible. Todos los esfuerzos deben ir destinados a  mejorar y mantener un Escuela Pública sólida y de calidad que permita esa transformación social que, ahora más que nunca, necesitamos.


Colectivo Pedagógico AMA-GI.

 

jueves, 23 de abril de 2020

SOMOS TAN RESPONSABLES DE NUESTRAS ACCIONES COMO DE NUESTRAS OMISIONES

Por eso estamos hoy aquí, juntxs, mayores, residentes con diversidad funcional, trabajadorxs, familiares y miembros de la sociedad civil.

 

Estamos aquí para denunciar la precarización absoluta que sufre el sistema de Residencias en TODO el Estado, gracias principalmente a la inacción o a la acción interesada de los DISTINTOS Estamentos RESPONSABLES, que han cedido la prestación de un DERECHO FUNDAMENTAL... LA DIGNIDAD; a los Corsarios de lo Público, en detrimento de la calidad en el trato a lxs residentes y cronificando la precariedad laboral y asistencial en un sector mayoritariamente feminizado y desvirtuando el sistema que debiera ser de Respeto y Cuidados, hacia un sistema extractivo de beneficios.
Las bajas ratios de personal cualificado, el incumplimiento constante de los pliegos de condiciones, la falta de material, la indignidad en la alimentación (tanto en calidades, como en cantidades, preparaciones y tiempo), horarios draconianos que condicionan el día a día de lxs mayores y residentes con diversidad funcional (muchas veces ilógicos o anti naturales), el deterioro en muchas instalaciones y la falta de mantenimiento e inversión, los graves problemas respecto a la dosificación de medicamentos, etc.; dan cuenta de cómo los grandes grupos inversores han posado sus garras en el sector, con la necesaria complicidad de aquellos grupos políticos que con su permisividad perversa, consienten esta situación. 
Exigimos también el cese inmediato de las contenciones físicas, máximo exponente del maltrato institucionalizado en las Residencias de mayores y de diversidad funcional.

Un modelo Socio - Sanitario que reconozca la profesionalidad de lxs trabajadores, la prioridad en el trato hacia lxs mayores y residentes con diversidad funcional, y el cuidado digno a las personas ha sido prostituido y convertido en un modelo Hostelero, donde el principal objetivo es el lucro. Y en el cual el maltrato es directamente proporcional a los buenos resultados de las cuentas de beneficios.

Exigimos una necesaria, urgente y profunda revisión del actual modelo.
 
Queremos denunciar la falta de compromiso social que representa el actual sistema de gestión, que no solo hace sufrir lesiones físicas y psíquicas a residentes y trabajadores, si no que abunda en una herencia de trabajadorxs condenadxs a sufrir lesiones prematuras que les convertirán en un futuro en pensionistas en precario, los bajos sueldos también contribuyen a esta triste visión de futuro y condena a los familiares a ser Trabajadorxs encubiertos a fin de paliar las deficiencias que la escasez de personal y medios produce.

El sufrimiento añadido a los familiares, que han de lidiar día a día con esta precariedad, sería otro factor determinante para poner fin de inmediato a estas situaciones que en una sociedad del siglo XXI, que se autodefine moderna y solidaria, NO SE PUEDEN NI DEBEN CONSENTIR.

Queremos DENUNCIAR con la fuerza que nos da la VERDAD, el nulo interés que existe por parte de determina dos grupos políticos en acabar con esta situación. 

EXIJIMOS una LEY de RESIDENCIAS de ámbito Estatal dotada de medios y de un marco legal, donde la dignidad en el trato sea pieza básica, donde los resultados económicos pasen a un segundo plano, donde cualquier persona no vea su futuro amenazado por las sombras de una vejez triste y desatendida, donde lxs trabajadores, lxs mayores y residentes con diversidad funcional, no tengan que formar parte de una “cadena de montaje” como piezas fácilmente sustituibles y de escaso valor.
Es el Estado el garante de ofrecer una VIDA DIGNA a todxs sus ciudadanxs, independientemente de su edad, condición social, credo o sexo, con políticas efectivas y valientes. Es importante recordar que políticas activas y preventivas de Sanidad y Atención en el Domicilio permitirían atrasar él nunca deseado paso por una residencia, pues es el entorno habitual y familiar el mejor reconocimiento al transcurrir de la vida. El cumplimiento de la (mal llamada Ley de Dependencia) LEY de AUTONOMIA PERSONAL, también facilitaría de forma considerable la atención en el domicilio y la convivencia familiar.

Es bueno recordar que todxs NACEMOS, VIVIMOS Y MORIMOS siendo DEPENDIENTES.
Y esa dependencia es la que da fuerza a la sociedad.

Invitamos también a los sindicatos en general y a los mayoritarios en particular, a revisar sus políticas en defensa de lxs trabajadorxs del sector, siendo valientes en las negociaciones de los convenios, en el reconocimiento de los niveles laborales y sus tareas y efectivos en la defensa de sus COMPAÑERXS TRABAJADORXS ante el abuso continuado, cuando no la explotación laboral y personal, por parte de las empresas. Así mismo reivindicamos la creación de un convenio colectivo a nivel Estatal para lxs trabajadorxs de Residencias, centros de día y similares.

Demandamos figuras independientes (formadas por familiares y técnicos) que valoren de forma continuada las instalaciones y la labor realizada en el día a día.

Agradecemos las adhesiones y muestras de solidaridad de las asociaciones, partidos, sindicatos y particulares en general, que hemos ido recibiendo durante estos días y las que se vayan produciendo a futuro. Sabemos que este es un camino largo y arduo que solo se puede recorrer dando el primer paso.
Gracias por acompañarnos en este camino de reivindicaciones y digna solidaridad, donde solo la denuncia continuada y la unidad de todos los estamentos sociales involucrados pueden conseguir el fin de este modelo maldito.

Marea Residencias


miércoles, 15 de abril de 2020

Entregado material solidario al Hospital Severo Ochoa


La asociación vecinal Barrio Centro queremos agradecer las aportaciones solidarias que nos han hecho llegar las vecinas y vecinos de Leganés para la donación de material sanitario al hospital Severo Ochoa. Gracias a esto y a parte del fondo del que disponíamos de las cuotas de nuestros socios y socias se han podido entregar 1000 mascarillas de protección, 1000 batas de polipropileno, 8000 calzas y 4000 guantes para la protección de la plantilla del hospital.
Pero no nos hemos quedado ahí y junto con el AMPA de la escuela conservatorio Manuel Rodríguez Sales y CGT zona sur, hemos realizado otra aportación, en este caso batas de salpicadura especiales para las UCIs, material que según las trabajadoras del hospital escasea y es muy necesario.
Queremos denunciar desde aquí la desprotección que han tenido nuestros sanitarios ¿cómo puede ser que les faltasen equipos de protección y que sin embargo nuestra asociación sin apenas recursos haya podido comprarlos en el mercado? ¿no iba a centralizarse todo el material disponible por parte de las administraciones?
Nuestra asociación siempre ha estado apoyando la sanidad pública universal y a las y los profesionales de nuestro Hospital, frente a los ataques que sufrió en la época de Luis Montes y frente a los recortes.  Seguiremos siempre apoyando nuestro hospital y a sus profesionales, seguiremos defendiendo lo que fue una conquista del pueblo trabajador de Leganés. 
A partir de ahora mientras la crisis sanitaria va menguando, comienza a aflorar la crisis social y económica, crisis que va a necesitar de una ciudadanía solidaria y de redes sociales de apoyo, es ahí donde encontrareis a esta asociación. 

A.V. BARRIO CENTRO
C.C.: Santiago Amón
Plaza Pablo Casals. 1- 3º planta
TLF. 91 689 65 70
avvleganes.barriocentro@gmail.com
www.asociacionbarriocentro.blogspot.com



lunes, 13 de abril de 2020

Leganés: un pueblo con su hospital, el Severo Ochoa

Leganés: Hospital Severo Ochoa

Una enorme movilización popular consigue llevar material de protección contra el COVID-19 al hospital Severo Ochoa de Leganés, ante la grave carencia de equipos de protección para los sanitarios.
Desde los padres de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de la Escuela de Música hasta la Comisaría de la Policía Nacional, y desde la Asociación de Vecinos de Barrio Centro hasta el círculo local de Podemos pasando por voluntarios y sindicatos, se han movilizado en Leganés (Madrid) para apoyar a su hospital, el Severo Ochoa, al que han llevado materiales de protección para sus sanitarios ante la gravísima carencia de equipos de protección (EPI) contra el coronavirus.
Los contactos entre el tejido social de Leganés y el personal del Hospital Severo Ochoa vienen de antiguo. Concretamente desde las fechas en que el doctor Luis Montes fue represaliado por los responsables en aquel momento de la sanidad madrileña (muchos de los cuales han vuelto al poder desde que Isabel Diaz Ayuso fue elegida presidenta).
Aquellos hechos provocaron una reacción de apoyo popular y movilización, conocida en aquel momento como «Un abrazo al Severo Ochoa», ya que la propia construcción del hospital fue fruto de las movilizaciones ciudadanas.
https://i2.wp.com/aqui.madrid/wp-content/uploads/2020/04/Leganes-material-Severo-Ochoa.jpg?w=400&ssl=1
Los contactos entre el personal del hospital y los vecinos se mantuvieron y, por esa vía, llegó hasta los vecinos el conocimiento de las necesidades acuciantes de material de protección que tenían los sanitarios.
Leganés es el municipio mas afectado por la pandemia de toda la Comunidad de Madrid con casi cuatro mil casos, más de 1900 por cada cien mil habitantes. Y el hospital Severo Ochoa, el primero que colapsó en sus urgencias.
A partir de ahí, el primer paso lo da la AMPA de la Escuela de Música y Conservatorio de Leganés, que mantiene una ya larga lucha por su existencia con el Ayuntamiento, y que, tras organizar un concierto desde los balcones para animar a los sanitarios en la lucha contra el virus, entra en contacto con el hospital, conoce las necesidades y organiza una red de aportaciones que consigue en poco tiempo algo más de cinco mil euros para comprar mesas quirúrgicas, biombos, batas y mascarillas.
Conseguir estos elementos en un mercado difícil y enrarecido no fue sencillo. Fueron los mismos contactos personales de los miembros del AMPA los que hicieron posible llegar hasta los distribuidores y adquirir los elementos que hacían falta para hacerlos llegar al Hospital. En ello siguen.
El mismo proceso siguió después la asociación de vecinos Barrio Centro de Leganés, que consiguió adquirir una primera donación de batas y mascarillas de algo más de tres mil euros que ya han sido entregados a los responsables de suministros del Severo Ochoa para paliar las urgentes necesidades de los profesionales del centro.
Hasta ahora, mil mascarillas, mil batas, 4000 guantes y 8000 calzas ya están en el hospital.
También la Policía Nacional, a través de su departamento de Participación Ciudadana, ha colaborado con la campaña dando a conocer el contacto con la asociación y facilitando los movimientos imprescindibles para la organización y el movimiento de los materiales.
En muchos casos han sido los propios trabajadores del hospital quienes han denunciado las carencias concretas y el suministrador que disponía de esos elementos de protección. En otros ha sido la propia red de contactos personales de las entidades asociativas como el Ampa o la Asociación vecinal las que han dado con la empresa concreta donde los materiales podían ser adquiridos.
El circulo local de Podemos en Leganés también se ha unido a la iniciativa. En su caso han sido decisivas las aportaciones personales de muchos ciudadanos que han incrementado las cantidades que se han podido destinar a la compra de los materiales necesarios.
La iniciativa no va a terminar aquí. Todos los que han puesto su empeño en esta campaña van a seguir vigilantes para seguir aportando lo que sea necesario. Las cuentas para aportaciones siguen abiertas para cualquiera que quiera colaborar.

Quienes han participado en la movilización se muestran muy satisfecho de los resultados a pesar de reconocer la humildad de la aportación. Piensan que, precisamente, el tamaño reducido de sus adquisiciones ha contribuido al acceso a un mercado muy inestable en estos días y que se muestra mucho más difícil ante las grandes adquisiciones de material sanitario.
                                                      
                                                              C:\Users\FUENSANTA\Desktop\Francis-Fernández-96x96.jpg

miércoles, 8 de abril de 2020

DONACIÓN MATERIAL SANITARIO PARA EL HOSPITAL SEVERO OCHOA DE LEGANÉS

Desde la Asociación de Vecinos de Barrio Centro se han donado casi 4000€ en material sanitario para las trabajadoras del Hospital Severo Ochoa de Leganés.

En breve haremos otro envío junto al AMPA de la Escuela Conservatorio de Leganés y vecinos que han aportado de manera altruista.