lunes, 13 de marzo de 2017

¿QUÉ PASÓ CON LAS ACTIVIDADES DEL CEA POLVORANCA?

Es realmente triste para los que trabajamos en el ámbito educativo darse cuenta de cómo con la excusa de la crisis nuestros menores han ido perdiendo oportunidades para formarse como personas de una forma integral y han pasado a ser meros recipientes de contenidos. Vemos cómo actividades que se hacían hasta 2010 se han ido para no volver.  Nos dicen que no hay dinero para programas educativos cuando vemos que no se recorta en otras cosas que son menos importantes para la formación de los niños y las niñas.
Normalmente se habla de la realidad dentro de la escuela: menos profesores por colegio, aumento de la ratio por clase, pérdida de las aulas de enlace, etc pero hoy, como profesor, quiero hablar del CEA Polvoranca, el cual forma parte de la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid y es gestionado por empresas, y de sus actividades. O mejor dicho, de las actividades que lamentablemente ya no se hacen. Por poner un ejemplo recuerdo la maravillosa labor que Pablo y Ángel hicieron en el Colegio Público Andrés Segovia cuando implementamos el “Bicibús”, un proyecto que lleva a los niños desde su casa hasta el colegio en bicicleta y que intenta que decrezca el uso de medios de transporte contaminantes.

En la actualidad ya no trabaja ninguno de los dos.
Todo comenzó en el año 2008 cuando se despidieron a 2 educadores, hasta ese momento el Centro de Educación Ambiental Polvoranca contaba con un equipo de 11 trabajadores ( 1 coordinador, 3 técnicos, 6 educadores y 1 persona de mantenimiento). Recordemos que la llamada crisis empezó en 2007, por lo que podemos ver cómo el CEA fue objetivo prioritario de sus recortes. Y como a partir de ahí la caída fue en picado.
3 años más tarde, en el 2011, el equipo lo formaban ¡¡¡4 trabajadores!!!! todos con la categoría de educadores. Una drástica reducción que provocó la desaparición de gran parte de los programas educativos: formación, programas de participación con familias (hogares verdes y club infantil liebres y mochuelos) campamentos de veranos y asociaciones, movilidad, etc y reduciéndose enormemente las actividades escolares entre semana y con familias y asociaciones los fines de semana.
En el 2012 unieron los CEA Bosque Sur y Polvoranca, compartiendo programa y equipo educativo, situación que llega a la actualidad. Un equipo formado por 9 trabajadores para los dos centros (1 coordinador, 5 educadores y 3 auxiliares de servicios), que cuentan con jornadas reducidas en las que hacen todo lo posible para cumplir con los objetivos de los CEA ́s: la concienciación medioambiental de los más pequeños a los más mayores.
Los centros educativos llevan ya años esperando que esto mejore y se recuperen las actividades educativas perdidas, para lo cual hacen falta más educadores, con categorías laborales de educador.
Este año, los CEA ́s han salido de nuevo a concurso, con un aumento en el presupuesto. Como maestro y participante de las actividades de fin de semana, estoy deseoso de ver cómo va a repercutir esta subida.
Tenemos que exigir que con estos nuevos presupuestos el dinero no se pierda por el camino sino que se emplee en la contratación de educadores y de la mejora de las condiciones de los ya contratados. No podemos dejar que se juegue con el dinero público ya que es dinero de todos y todas, por lo que estaremos vigilantes y apoyaremos en lo necesario a los trabajadores de los Centros de Educación Ambiental Polvoranca y Bosque Sur.

Nacho Blanes

No hay comentarios: