lunes, 19 de septiembre de 2011

I OLIMPIADAS POPULARES DE LEGANÉS (ASAMBLEA POPULAR DE LEGANÉS 15M)



Desde el momento en que nacemos, a través de las instituciones en las que vamos viviendo, fundamentalmente a través de la escuela, se van inculcando en nosotros valores de individualismo, competitividad e insensibilidad por la diferencia. Buen ejemplo de ello, son los sistemas de calificación y las pruebas de nivel que se llevan a cabo en la Comunidad de Madrid actualmente.
Posteriormente estos valores son amplificados por el mercado laboral, que utiliza a las personas como simples mercancías y monedas de cambio para regularse a sí mismo y mantener los privilegios de unos pocos.
Paralelamente a esto, los medios de información mayoritarios se encargan de bombardearnos con imágenes de un consumismo desorbitado y atrayente, a la vez que nos vende un prototipo de mujer/hombre ideal, de base sexista y machista que resulta inalcanzable para la mayoría de la población (hay que ser un triunfador, la más delgada, la más guapa, etc).
Es en este punto, donde la brecha entre lo que cada uno de nosotros/as es o quiere ser y lo que se espera socialmente se hace enorme, generando conflictos personales y sociales difíciles de manejar y soportar.
Somos testigos de cómo miles de jóvenes son excluidos y dejados de lado primero por parte del sistema educativo y posteriormente del mercado laboral, debido a que no alcanzan los estándares establecidos, ya sea por sus características físicas, psicológicas, o de origen social , económico o étnico. Son estos los mismos jóvenes que en ocasiones culpabilizamos por su falta de implicación y metas vitales, sin pararnos a pensar que son fruto del sistema en el que vivimos. Entendemos no obstante, que esta exclusión no es única de los jóvenes si no que se extiende a todo aquel que por dichas características no resulte útil para el sistema.
Somos conscientes de lo poderoso que es el sistema capitalista el cual necesita de estos valores para poder subsistir, poseyendo y dominando todos los medios para perpetuarse. Es por ello, que entendemos y defendemos la necesidad de llevar a cabo un cambio global y radical de este sistema.
En el día a día, no obstante, consideramos importante trabajar desde la calle para favorecer el desarrollo de procesos educativos alternativos para los chavales y chavalas. Pensamos que es necesario que nuestros/as jóvenes, vivencien experiencias donde se promuevan valores de cooperación, solidaridad, afecto, de carácter no sexista ni racista.
Por otra parte, cada vez son menos las oportunidades que se nos ofrecen para poder desarrollar actividades lúdicas y deportivas gratuitas, actividades que no impliquen un desembolso económico o un 'aumento', entre comillas, de nuestra productividad y competitividad en los estudios o en el ámbito laboral. Un claro ejemplo de ésto, es que ya no podemos entrar libre y gratuitamente a los polideportivos municipales, sino pertenecemos a un equipo o alquilamos las pistas, lo cual supone un gasto que no todos y todas podemos costear. La excusa que nos ponen es que algunas personas han hecho botellón en lugar de ir a jugar, pero seamos sinceros ¿Cuántos de nosotros y nosotras elegimos un polideportivo para ir a beber? Está claro que no es más que una excusa para cobrar dinero por algo que antes era tan sano y tan gratuito como ir a echar unas canastas o jugar al fútbol con amigos y amigas. Es más, es precisamente la falta de espacios gratuitos para el deporte la que generará mayores conflictos y alcoholismo entre los chicos y chicas que, viéndose privados de actividades alternativas, no tengan más remedio que conformarse con lo que actualmente dictan los mercados: consumismo, dependencia, homogeneidad y control exhaustivo de las iniciativas personales qué nos diferencian y enriquecen como individuos autónomos y pensantes.
En la línea de otras acciones que llevan años realizándose, pensamos que una fuerza importante que podemos tener es promover espacios donde se favorezca el desarrollo libre y espontáneo de la individualidad y variedad, potenciando el conocimiento de aquello que nos diferencia y fomentando el espíritu de libertad, igualdad y voluntariedad.
Pensamos que estas actitudes favorecerán en cada uno de nosotros/as, un espíritu crítico, justo, solidario, responsable, etc que se traducirá en la búsqueda de una sociedad que tenga los mismos valores.
Por ello, celebraremos una jornada en la que se practiquen diferentes deportes, entendiendo estos como herramientas de desarrollo personal y social, despojándoles del componente mercantil y mediático que actualmente posee.
Convocamos por tanto las I Olimpiadas Populares de Leganés, a las que os animamos a participar tanto en la preparación como en la celebración, con independencia de vuestra edad, sexo, origen, estado físico, etc.

¡Os esperamos!

No hay comentarios: