miércoles, 6 de abril de 2011

SOBRE LA PRIVATIZACIÓN DEL AGUA

Transcribimos a continuación la moción que presenta el grupo municipal de IU de Leganés, por considerarla de interés para los vecinos y las vecinas, dado que nos afecta directamente.

MOCION QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA CONTRA LA PRIVATIZACIÓN DEL CANAL DE ISABEL II,




Izquierda Unida, como miembro de la “Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II”, quiere recoger, mediante la presente moción, la iniciativa que nos ha hecho llegar la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganes para que el Pleno del Ayuntamiento de Leganés reitere su reprobación a la actuación llevada a cabo por la Comunidad de Madrid respecto al Canal de Isabel II y le exija un cambio legislativo que impida cualquier pretensión de privatización del servicio.



En diciembre de 2008, la Asamblea de Madrid, a través de la Ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Comunidad para 2009, aprobó la privatización del Canal de Isabel II. En los artículos 16 y 17 de la citada Ley se faculta al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid a reemplazar a la actual empresa pública por una sociedad anónima, en la que el 49% de sus acciones se pondrán a la venta.



Con esta decisión el Gobierno que preside Esperanza Aguirre pretende convertir en un negocio el servicio del ciclo integral del agua, que ha venido siendo prestado con eficiencia desde hace más de 150 años, por una empresa pública que cuenta con un alto grado de aceptación de los ciudadanos/as madrileños.



De consumarse este hecho, se robaría a los ciudadanos/as de la Comunidad de Madrid el inmenso patrimonio acumulado por el Canal de Isabel II (en infraestructuras, bienes e inmuebles, suelo, etc.), que pasaría a manos privadas. Así mismo es importante la enajenación económica que supondrá la privatización de los activos que el Canal de Isabel II dispone a través de su participación accionarial en las 35 sociedades anónimas que conforman el Grupo Canal, que tiene una actividad importante en diversos países de Latinoamérica.



Antes de la aprobación de la mencionada Ley de acompañamiento nosotros, Izquierda Unida, y el Partido Socialista llevamos una moción al Pleno del Ayuntamiento de Octubre (14/10/2008) en la que se instaba al Gobierno de la Comunidad de Madrid a que abandonara sus pretensiones de privatización. Como vemos, Esperanza Aguirre y su gobierno continuaron con la reforma legislativa, que a día de hoy es una realidad. Nuestro partido político continúa preocupado porque se ejecute de forma efectiva la privatización aprobada por el Gobierno de Esperanza Aguirre.



Los vecinos de Leganés también nos han manifestado su preocupación, de hecho, la Federación Local de Vecinos de Leganés ha tenido la iniciativa de que se presente al Pleno esta Moción en contra de la privatización del Canal de Isabel II, y que el Pleno del Ayuntamiento, de nuevo, repruebe e inste a la Comunidad de Madrid para que cambie la Ley y se abandone cualquier pretensión de privatización.



NO HAY RAZONES PARA UNA PRIVATIZACIÓN.



La privatización del Canal de Isabel II, no tiene justificación alguna (ni económica, ni técnica, ni social) y sin embargo puede conducir a prestación de peores servicios, a mayores costes y a un empeoramiento de las condiciones laborales y profesionales de sus trabajadores, tal como se ha constatado en otras privatizaciones similares. Además, el proceso adolece de un déficit democrático y falta de transparencia desde su comienzo, ya que los ciudadanos no han podido participar de ninguna forma en una decisión tan trascendental para sus intereses y ni tan siquiera esta privatización fue incluida en el programa electoral del PP ni de ningún otro partido político de los que se presentaron a las últimas elecciones autonómicas.



La privatización afectará también negativamente a los Ayuntamientos, y por tanto al de Leganes, cuyos servicios de abastecimiento y saneamiento, de competencia municipal, son prestados por el Canal de Isabel II mediante la suscripción del correspondiente convenio. La creación de la nueva sociedad mercantil abre un paréntesis de inestabilidad, al tener los ayuntamientos que romper los convenios actuales y asumir la gestión directa de los servicios de su competencia o llevar a cabo un proceso de licitación.



De acuerdo con lo indicado en la Ley de Acompañamiento de los presupuestos, la Comunidad de Madrid cedería a la sociedad anónima que se creara todas aquellas propiedades que no se necesitasen estrictamente para garantizar el abastecimiento y el saneamiento.

El Canal de Isabel II es propietario de amplias extensiones de terreno, tanto en el centro de Madrid, como en su periferia y en otros municipios de la Región, algunos de los cuales, como los situados en el centro de la capital, alcanzarían precios astronómicos en el mercado inmobiliario. El Canal de Isabel II podría

prescindir de alguna de esas infraestructuras, y así pasar esos terrenos a

propiedad de la sociedad anónima que el Gobierno Regional pretende crear.



Todo ello nos lleva pensar que la auténtica y única razón por la que el Gobierno

Regional pretende privatizar el Canal de Isabel II, es para que se puedan llevar

a cabo desde el sector privado grandes operaciones de especulación inmobiliaria, utilizando para ello parte de las propiedades que actualmente

posee el Canal de Isabel II, y que por tanto son de titularidad pública, pudiendo

alcanzar alguna de esas operaciones, cifras de varios cientos de millones de euros.





Las consecuencias medioambientales y sociales de estas operaciones de especulación inmobiliaria serían muy negativas, conllevando el empeoramiento de la calidad del servicio de abastecimiento, potabilización y saneamiento, pues estas actividades, por cuestiones evidentes de rentabilidad económica frente a la actividad inmobiliaria, pasarían a ser claramente secundarias, dentro de la sociedad anónima que se crease. Con esta privatización se pierde un servicio público de primera necesidad y un patrimonio de suelo que actualmente sí posee, que habría servido para enriquecer aún más a determinados sectores económicos y financieros privados, y todo ello a costa del patrimonio del conjunto de los madrileños.



Por todo ello, Izquierda Unida como miembro de la “Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II”, con la iniciativa que nos ha hecho llegar la Federación Local de Vecinos de Leganes PROPONE:



1. Manifestar nuestro rechazo explícito en contra de la privatización del Canal de Isabel II.



2. Instar al Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid para que reforme la Ley del Canal de Isabel II, eliminando la redacción de los artículos 16 y 17 de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2.009.



3. Encargar a los servicios jurídicos municipales un estudio sobre los efectos negativos que la privatización tendría en la propia prestación de los servicios del agua así como las vías jurídicas de actuación.



4. Que se asuma el compromiso por el Ayuntamiento de Leganés de realizar todas las actuaciones legalmente estipuladas para mantener el servicio público y de calidad de suministro de agua a los ciudadanos y ciudadanas de Leganés.







Leganes a 23 de Marzo de 2.011









Fdo: Raúl Calle Gallardo

Portavoz de Izquierda Unida

1 comentario:

Info dijo...

WWW.INFOCONTINENTAL.COM

Una vez la gente decida informarse podremos optar por una sociedad mas evolucionada. Pienso que lo más importante a tratar en el panorma nacional actual es la inmigración, pero siempre es bueno estar alerta de cualquier otro tema.

Por cierto, magnifico blog!!