miércoles, 4 de noviembre de 2009

ESPECULACIÓN INMOBILIARIA EN LAS VIVIENDAS DE VPO EN LEGANÉS

En los últimos años no hemos parado de conocer casos de “pelotazos inmobiliarios” a lo largo y ancho de nuestro país, y ahora también en nuestro pueblo, Leganés.



Y utilizo la palabra “pueblo” aunque quizá debiera utilizar “feudo” porque a pesar del tiempo que ha pasado desde la época feudal, nuestro pueblo parece seguir siendo eso: un feudo.Incluso en plena democracia, la que nos da la libertad para elegir cada cuatro años un alcalde, este pueblo no se ha librado aún del caciquismo vigente en el siglo XIX. Otrora con yelmo y a caballo, ahora con corbata y berlina de lujo, los terratenientes se pasean por el centro vanagloriándose de sus posesiones.



Antes explotaban los latifundios, hoy construyen pisos de protección pública.Véase, por ejemplo, la gestora Alsán, que opera desde hace más de un decenio en la C/Madrid Nº 2, en la misma planta en que se hallan las cooperativas de promoción de viviendas, llamadas “Ecológicas del Sur”, al lado de la constructora LM5.


Tan cerquita unos de otros de forma que algunos cargos de las tres entidades se entremezclan cómodamente a lo largo de los años.Y es que el “negocio” no tiene riesgos: Alsan se beneficia gestionando las cooperativas, cuyos socios aportan el capital, la constructora LM5 ejecuta las obras, y Gestorías Montero, realiza todas las gestiones (escrituras, etc.) . Y para asegurar el control, los cooperativistas no participan de las principales decisiones de la cooperativa. En su lugar, una junta directiva y un presidente “recomendados por la gestora” toman las decisiones, sin que éstas sean ratificadas por una asamblea. Si hay crisis, y con ello peligro para el negocio inmobiliario, el cooperativista enjuagará las pérdidas.Sirva como muestra de ello que entre abril y junio de 2008 se entregaron unas 500 viviendas que, después de acumular 7 años de retraso, fueron encarecidas un 25% y se entregaron sin terminar: faltaba luz, agua, los ascensores no funcionaban, algunas casas estaban sin puertas, o tenían boquetes en el techo.



Nuestras viviendas se entregaron en una reunión plenaria en la que las escrituras se firmaban en cola, esa cola que hacía el siervo para aportar el diezmo al señor feudal. En esa larguísima y calurosa cola no se nos informó de que las viviendas estaban sin terminar; algunas familias tuvieron que ocupar esas viviendas inmediatamente ante la insoportable alternativa de tener que pagar un alquiler y una hipoteca.Por supuesto, Alsán echó la culpa a la constructora y arrojó la responsabilidad a los cooperativistas, esos que en diez años no fueron consultados para las gestiones más relevantes, tales como la supuesta solicitud de un préstamo que Alsán le hizo a la cooperativa.
Tales como no retener el 5% del capital, sino dárselo a la constructora para que nos entregara los pisos a cambio de unos pagarés que nunca cobramos. Y luego vino la responsabilidad en forma solicitud a algunos vecinos, de más dinero para saldar deudas. Dinero no fiscalizable, del que no hay posibilidad de desgravar; sin presentar a los cooperativistas ni cuentas, ni facturas. Y para evitar las acciones de los propietarios, juegan a dividirlos y enfrentarlos, a aterrorizarlos con amenazas de denuncias.



Mientras tanto, la Comunidad de Madrid firmó la calificación definitiva de un edificio todavía en obras, sin luz, con agujeros en el garaje, viviendas inhabitables…

El ayuntamiento mira hacia otro lado mientras 500 familias viven sin licencia de habitabilidad, en lugar de señalar a la Comunidad de Madrid y las falsas gestoras.
Tampoco nadie señala al cacique.Para tomar contacto con nosotros dirígete a: damnificadoscoopleganes@hotmail.es




SI ESTÁS INDIGNADO, CON EL “NEGOCIO DE LA VIVIENDA”
ACUDE CON NOSOTROS A LA MANIFESTACIÓN
QUE SE CELEBRARÁ EL DÍA 12
DESDE PLAZA MAYOR A PLAZA DE ES PAÑA
A LAS 19 HORAS.
.
TE ESPERAMOS

No hay comentarios: